Deja un comentario

¿Pareja y Convivencia?

Por Diana Alonso*                                                            Sección Terapias: Pareja

Un paso decisivo para asentarse es la pregunta ¿vivimos juntos?

Pero ¿por qué? Pues por Inercia… Y es que, si os fijáis en la anterior frase, no hemos hablado de crear una familia con hijos, sino de una pareja. Vivir juntos es esencial para la logística con un bebe. También significa potenciar los recursos y ahorrar gastos. Pero ¿una pareja que no tiene hijos pequeños? ¿Tiene la necesidad de convivir?

Y es que vivimos muy condicionados por lo que parece que tiene que ser. ¿Lo más romántico es dormir juntos todas noches en la misma cama? En realidad, para dormir lo más práctico es dormir separados. Muchas parejas por diversos motivos se separan “lechalmente” y eso no significa que su relación no funcione. De hecho, en Francia -por ejemplo- la costumbre es dormir en camas gemelas.

Con la convivencia sucede algo parecido. La “sociedad” dice que una pareja que funciona convive, pero no tiene que ser necesario.

Se puede plantear la no convivencia en parejas con suficientes recursos económicos; donde no haya hijos comunes de los que ocuparse. Si la pareja viviendo por separado tienen una magnífica relación, pero la convivencia crea dolor, es una posible solución. Esta fórmula suele funcionar bien para segundas parejas con una vida ya muy estabilizada.

Muchas familias, por circunstancias laborales o familiares, se separan durante meses sin que la pareja sufra desgaste. En ocasiones he oído que es una cuestión de falta de compromiso; pero respetar el espacio del otro sin pretender que pierda una vida ya asentada, también es generosidad.

Otra pregunta que deberíamos hacernos… ¿Qué es convivir? Algunas parejas sólo coinciden en la cama y otras pasan 24 horas juntos.  Además, estar en la misma casa no implica comunicarse, si cada uno tiene un espacio diferenciado donde pasan horas. Cada persona  tiene unas necesidades de compartir muy diferentes y connotaciones distintas del sentimiento de soledad. Y es que puedes estar sentado en el mismo sofá con alguien y sentirte terriblemente solo.

Vivir separados tiene que ser ante todo una decisión de ambos; si uno de los miembros de la pareja no se siente feliz debe replantearse si esto le puede compensar. Y es que la formula exacta no existe. Las normas de la pareja deben escogerse entre los dos.

La no convivencia es similar al tema de la infidelidad; las reglas sobre esta sólo competen a los dos. La terapia de pareja puede ayudar mucho a dialogar con el otro y con uno mismo sin el “ruido” de los demás. Al pedir consejos a nuestros amigos y familiares podemos toparnos con opiniones parciales y por el miedo a romper las reglas de lo que ya se conoce.

Diana Alonso, para Maché Blog

https://despachopsicologicodiazyalonso.wordpress.com/
@dianaalonsof
657 12 46 89

 

________________________________________________

Maché Blog es un magazine digital de salud y bienestar, abierto e independiente, cuya función es brindar al lector contenidos de calidad y útiles, en los que pueda encontrar un beneficio inmediato, práctico, tanto de la lectura de información acreditada, veraz y contrastada, como de la aplicación y provecho personal que el carácter instructivo de nuestros artículos ofrece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: