Deja un comentario

El ilimitado poder de tu subconsciente

El poder de nuestra mente va más allá de lo que solemos pensar. El subconsciente es un término que se utiliza para referirse a todo aquello que se encuentra por debajo del umbral de la conciencia y a lo cual nos resulta difícil acceder. En este nivel se suelen encontrar miedos muy profundos que pueden dar lugar a fobias, contenidos que han sido reprimidos y apartados de la conciencia por su carácter traumático y deseos no aceptados.

Estos contenidos se pueden manifestar de diferentes maneras: a través de los sueños, los actos fallidos (cuando ponemos en práctica un comportamiento pero en realidad queríamos hacer otra cosa) o los lapsus linguae (cuando cometemos un error al hablar, cambiando una palabra o frase por otra).

Cuando nuestro nivel de conciencia baja la guardia, una parte del subconsciente puede aflorar y determinar nuestros comportamientos o generar determinados estados emocionales. No obstante, el subconsciente tiene diferentes niveles, por lo que es muy difícil acceder a la zona más profunda.

Cómo influye el inconsciente sobre nuestra conducta

Estamos siendo bombardeados continuamente por una serie de estímulos que no son procesados a nivel consciente, pero que nuestro subconsciente capta y procesa para activar determinados patrones de comportamientos. Y todo ocurre sin que nos demos cuenta.

Así, muchas de nuestras decisiones cotidianas en realidad están profundamente influenciadas por el subconsciente, ya que este activa una serie de patrones neurales, como si fueran programas de un ordenador, que inclinan la balanza hacia una parte u otra. Algunas veces nuestra mente inconsciente está en sintonía con nuestros deseos y objetivos pero otras veces no, entonces nos sabotea y no podemos lograr lo que nos proponemos.

Por lo general, en nuestro subconsciente están grabados muchos mensajes negativos que escuchamos en nuestra infancia y que quizás provenían de nuestros padres o maestros. Estos mensajes continúan determinando nuestro comportamiento, forman parte de nuestro diálogo interior, algunos se han convertido en creencias y dan forma a nuestros miedos, aunque no siempre podamos detectarlos.

La buena noticia es que una vez que somos conscientes de estos mecanismos, estos pierden su poder sobre nuestro comportamiento. Por eso es tan importante entrar de vez en cuando en nuestro inconsciente y asegurarnos de que tiene los “programas” adecuados para alcanzar nuestros objetivos.

El inconsciente como ayuda a la solución de problemas

Lo que parece una idea sacada del sombrero de un mago, en realidad es un pensamiento que ha sido procesado a nivel subconsciente. Mientras nuestra mente consciente ha estado ocupada con otros asuntos, nuestro subconsciente ha seguido trabajando, comparando, reorganizando y conjugando diferentes ideas.

Por tanto, el subconsciente no solo es el lugar donde se esconden algunos de nuestros miedos y creencias limitantes, sino que también es una fuente maravillosa de creatividad y nos puede ayudar a solucionar problemas.

Cómo conectar con la mente subconsciente

El subconsciente no organiza la información de manera lógica y no suele aplicar etiquetas verbales que tengan un sentido coherente para nosotros, por lo que a menudo es muy difícil comprender sus mensajes o acceder a esta parte de la mente. Además, también desempeña el papel de un guardián celoso de aquellos contenidos que nuestra mente consciente no acepta. Por eso, a la hora de conectar con el inconsciente es más adecuado que un psicoterapeuta especializado dirija el proceso y logre integrar de la mejor manera esos contenidos en nuestra personalidad y nuestro mundo emocional.

En la actualidad existen diferentes técnicas para conectar con el subconsciente, como las pruebas proyectivas y la hipnosis, la cual en opinión de los especialistas es la más eficaz y la que tiene más utilidad terapéutica.

Durante la aplicación de la hipnosis, la persona experimenta un estado de conciencia alterado que le permite al subconsciente salir a la luz. De hecho, un terapeuta con suficiente experiencia en este campo incluso puede lograr que la persona regrese en el tiempo a experiencias traumáticas que su mente consciente no recuerda, o bien puede acceder a deseos que el paciente no se permite reconocer a nivel consciente, pero que están latentes y condicionan su comportamiento, causando muchos problemas emocionales y psicosomáticos.

La hipnosis como vía de acceso al subconsciente

El subconsciente representa una gran parte de nuestra mente, algunos psicólogos afirman que llega a ocupar el 94%. Se puede comparar con una gran base de datos en la que almacenamos todas las experiencias que vivimos, hasta los más mínimos detalles, aunque nuestra mente consciente no los capte. De hecho, se estima que el subconsciente es capaz de captar el equivalente a unos 2 billones de bits de información por segundo.

En esta zona también almacenamos nuestros hábitos, emociones y creencias más arraigadas. Sin embargo, al igual que un ordenador, la mente subconsciente trabaja solo con sus programas, que serían nuestras experiencias de vida. A través de la hipnosis y la autohipnosis podemos reprogramar el subconsciente, para cambiar algunos hábitos y crear cambios positivos.

Cuando entramos en un estado profundo de relajación, nuestra mente consciente no puede ejercer su férreo control y emerge una parte de nuestro subconsciente. Eso no significa que este tome el mando, la mente consciente se mantiene despierta y observa, pero permite que se establezca una comunicación con esas zonas que normalmente permanecen ocultas.

Sin embargo, existe una parte, denominada “factor crítico”, que actúa como un guardián entre la mente consciente y el subconsciente, que tiene poder para aceptar o rechazar los nuevos programas que pretendemos “instalar”. A través de la hipnosis, que no es más que un estado de focalización sensorial que nos permite concentrarnos en nuestras vivencias, nos sentimos relajados y así es más fácil cambiar determinadas percepciones o pensamientos, ya que nuestras ondas cerebrales están entre los 4 y 7 ciclos por segundo.

A través de la hipnosis el terapeuta no solo accede a la información que se encuentra en el subconsciente, para detectar las causas de los problemas que nos aquejan, sino que también puede ayudarnos a asimilar experiencias negativas o, mediante una serie de sugestiones, promover hábitos y creencias más saludables que nos ayuden a crecer.

Si usamos la auto-hipnosis, somos nosotros mismos quienes propiciamos ese estado de relajación, para reprogramar nuestra mente a fin de alcanzar con mayor facilidad nuestros objetivos. Es una técnica con la que aprenderás a conocerte mejor y a activar tu potencial interior. Aprovecha el poder de la mente subconsciente desde ahora mismo!

Equipo Maché Blog

 

________________________________________________

Maché Blog es un magazine digital de salud y bienestar, abierto e independiente, cuya función es brindar al lector contenidos de calidad y útiles, en los que pueda encontrar un beneficio inmediato, práctico, tanto de la lectura de información acreditada, veraz y contrastada, como de la aplicación y provecho personal que el carácter instructivo de nuestros artículos ofrece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: